lunes, 29 de enero de 2007

La función de la forma / la forma de la función

No he podido, por más que he querido en cantidad de ocaciones encontrar la manera de separar la función de la forma, parece ya algo absurdo intentar discriminarlos como dos entes diferentes. Su simbiosis es tal, que de una surgirá la otra. Siempre.
Este refugio es la máxima expresión a la cual he podido llegar en este punto. Cada elemento responde sistemáticamente a la necesidad de esta unión de conceptos. La distribución interna de locales, los cuales se mimetizan sin generar espacios del todo aislados son una clara excusa para encontrar allí este planteo.

La gran energía desarrollada en la tierra (costa) es condensada en un vector curvo, el cual dirige y plantea el primer orden. Este primer orden se extenderá y mutará de acuerdo la casa vaya desarrollándose en todo su volúmen. Alcanzada la cúspide de este vector inicial, estallará la vida. Una explosión energética generará rajas, placas, y una variedad de elementos, los cuales contensrán funciones específicas y algunas no tanto. Un estar, comedor, el cual se nutre de energía solar a través de aireluces rajados, quebrados, los cuales aportan dinamismo, fluidéz, tan necesario para el desarrollo de funciones plácidas, desestresantes, o no.

Creo que el secreto del problema yace en figurar el hecho de qué es lo importante y qué es lo menos importante para el hábitat del refugio. Un lugar asi, a mi entender, servirá no sólo para permanecer oculto en el, o encontrar allí ciertas comodidades temporales. Si no que además ha de resultar en un entorno inspirador, gratificante, motivante, atractivo, vivo. Ha de ser un espacio feliz. Es decir, un ambiente lleno de oportunidades para la mente, para el regocijo espiritual, sin descuidar, claro está la básica función de un refugio: generar un lugar bajo cubierta, para desarrollar alguna actividad temporal.
Pero quedarnos con esta definición sería demasiado mecánico, austero, fabril, técnico... triste. Seamos felices y pensemos en lograr que el usuario entienda al lugar, a la vez que el lugar lo entiende a el mismo. Que dialoguen, que vivan juntos. Ser el lugar, no es sólo verlo, también es ocultarlo a veces, es insinuarlo, es provocarlo,es sobrevolarlo, desafiarlo, enfrentarlo, ser el lugar es dejar que el lugar sea uno.

Definitivamente si es preciso quebrar un muro, el muro se quebrará, si es algo realmente necesario inclinar una losa ésta se inclinará. Pero nunca hemos de caer en el simplismo irreal de una vida cúbica llena de spuestas razones constructivas "hiperrealistas". A mi entender no existe tal cosa como lo simple ó lo sencillo, pues, la sombra de una retorcida e imposible realidad siempre nos encontrará con la guardia baja para refregarnos su complejidad en la cara, y asi caemos una y otra vez en la muerte del minimalismo, en el ahogo irrevertible de la tranquilidad. Nada es tranquilo, nada es simple, nada es fácil. Enfrentemos esa realidad y veamos cuán sencillo se vuelve todo.

2 comentarios:

Lina dijo...

Muy interesante tu blog ...

Anónimo dijo...

Hello! I'm newbie in Internet, can you give me some useful links? I know only about Yahoo [url=http://yahoo.com]Yahoo[/url] http://yahoo.com Yahoo